Uno de los oficios más antiguos en los asentamientos humanos es la herrería. El que trabaja con hierro es una persona que mezcla la técnica y el conocimiento
con un peculiar sentido de creatividad. El labrar hierro como materia prima, tradicionalmente se hace calentando en la fragua, hasta que el metal está al rojo vivo. Aquí, es el punto en donde el hierro se hace incandescente y en un estado maleable, lo cual permite ser forjado.


Si bien la herrería artística consiste en moldear hierro o acero con un martillo, para formar figuras determinadas, en la actualidad es un oficio que está próximo a desaparecer. Sin embargo, los herreros pueden fabricar productos y piezas decorativas muy refinadas, combinando talento y originalidad.


En realidad, la herrería artística complementa proyectos arquitectónicos, con diseños y materiales. Así, fabrica rejas, muebles, barandales, cercos, puertas, ventanas, escaleras, etc. Como ya se mencionó, la herrería artística es una obra de arte en donde la habilidad y la creatividad son elementos clave. En algunos países de Oriente, los trabajos creados en la herrería son muy valorados todavía.



Si quieres conocer más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: fabian_miranda@yahoo.com