El mantenimiento de la herrería no es complicado, solo debemos ponerle la atención correcta, ya sea que estén al exterior como rejas, portones, elementos decorativos, protectores. O bien, en el interior, como el barandal o pasamanos de la escalera. Y no debemos olvidar vigas o columnas metálicas ...